México 0-7 Chile: La herida que aún no sana

Era la Copa América Centenario 2016 realizada en suelo estadounidense para festejar cien años de la fundación de la Confederación Sudamerica de Fútbol. En cuartos de final, en la edición XLV la Selección Mexicana enfrentó a Chile en el partido el resultado fue un histórico 7-0 a favor de los andinos, y una actitud reprochable de más de un miembro del conjunto azteca de ese entonces.

Con Juan Carlos Osorio al mando bajo la encomienda de trascender en un torneo continental, tenía un escenario favorable en el sentido de la afición que lo alentaba y no la sensación de hostilidad que caracteriza cuando los equipos mexicanos o la propia selección visita estadios sudamericanos.

Pero hace cuatro años se gestó una de las derrotas históricas para El Tri. México había compartido grupo con Uruguay, Jamaica y Venezuela. El debut ante La Garra Charrúa ilusionaba a los seguidores del tricolor con una victoria de 3-1. Pero el trámite del juego fue muy distinto al marcador. México se adelantó con un autogol, y los uruguayos apretaron durante los minutos subsecuentes. Fue en el minuto 74 cuando el defensor de Los Celestes , Diego Godín quien daba el empate. Cuando parecía que Uruguay encontraría el descuento a favor, Herrera y Márquez pusieron el marcador definitivo.

Foto: El País

Después el conjunto tricolor se vio las caras con un rival de la zona : Jamaica. Los de Osorio se impusieron a los caribeños con marcador de 2-0 con goles de Javier Hernández y Oribe Peralta, en un partido disputado y con un tanto en los últimos minutos.

Para el tercer encuentro de la fase de grupos el conjunto azteca se midió ante su similar de Venezuela. Con ambos equipos ya clasificados al ganar sus primeros dos encuentros, se disputaban la primera plaza. El primer lugar del sector se enfrentaría a Chile y evitaría a Argentina.

México y Venezuela brindaron un partido aguerrido en el medio campo con más opciones claras del conjunto sudamericano y un equipo azteca que se veía desarticulado y diferente a las sensaciones vistas con Uruguay y Jamaica. en el minuto 10, el conjunto venezolano se adelantó en el marcador y el descuento de los mexicanos vino con una jugada de gran técnica individual por Jesús Corona en el minuto 80. Nuevamente en minutos finales, conseguía el tanto del empate.

Con más gritos de esperanza, México clasificó como primero del grupo “C” y la cita estaba para recibir a Chile en el Levis Stadium, casa de los 49ers de San Francisco.

Foto: AS México

Con más de 70 mil espectadores. México se enfrentó a su similar de Chile. Osorio mandó al campo a Ochoa, Paul Aguilar, Néstor Araujo, Héctor Moreno, Miguel Layún, Jesús Dueñas, Andrés Guardado, Héctor Herrera, Hirving Lozano, Javier Hernández y Jesús Corona para lograr instalarse en la ronda de los cuatro mejores. En frente tenían a jugadores de la talla de Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Claudio Bravo y Gary Medel.

No era cosa menor, pero lo que le reprueba a varios jugadores es la actitud demostrada. Al medio tiempo el marcador decía 2-0 en contra de los aztecas. Desde antes del minuto 30, varios recuerdan las imágenes de cuando el número cuatro del Tri, Rafael Márquez manotea y discute con Osorio en el banquillo cuando el marcador aún estaba 1-0 pero el equipo no mostraba una estructura de juego.

Foto: Excelsior

Pero en los primeros 12 minutos del segundo tiempo, el equipo tricolor se desconectó y Chile ya lo ganaba 5-0. Poco a poco los jugadores se fueron tropezando y derrumbando. Sin pies ni cabeza México daba una de las más humillantes presentaciones en el terreno internacional en un partido oficial. Con cuatro goles del jugador Eduardo Vargas de Tigres perdió 7-0 pero desde aquella ocasión la credibilidad de Osorio disminuyó.

Aquel partido fue la cúspide de un fracaso del técnico colombiano, al siguiente año Alemania “Sub 23” le metió cuatro goles en la Copa Confederaciones en semifinales. En el Mundial de Rusia 2018, la selección al igual que en esta edición de la Copa América fue de más a menos.

Con una victoria histórica ante Alemania, a depender de la victoria de Corea del Sur sobre los teutones, aunada la derrota de 3-0 ante los suecos en la misma jornada y el 2-0 ante Brasil en octavos de final, “El Tri” se quedó sin ideas de juego en el campo, un equipo desarticulado que nuevamente se estancó en la trinchera de los 16 mejores de una Copa del Mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s