El San Luis del milagro

En el lejano Clausura 2006 el equipo de San Luis tenía una meta en la mente, salvarse del descenso, pero tanto los aficionados, los expertos, y hasta ellos mismos, quedaría sorprendidos con el desempeño del equipo, el cual los llevaría no solo a la salvación, sino a disputar la final de aquel certamen.

El técnico de aquel San Luis era Raúl Arias, quien contaba con un discreto plantel, diseñado para pelear la salvación de categoría, los jugadores más destacados de aquel equipo eran el portero, Adrián Martínez, el medio campista, Israel “Jagger” Martínez, y los atacantes, Ángel Reyna y Ailton Da Silva.

El equipo tendría un torneo regular con números casi iguales en los partidos ganados y perdidos; llegarían a la última jornada con el peligro de descender aún latente, una combinación de resultados les daría la salvación.

Afortunadamente para ellos, San Luis consiguió vencer como local al Atlas 2-1 con un gol en el último minuto por parte de Marcelo Guerrero, y sumado al empate de Dorados, lograría mantener la categoría en el máximo circuito; los de Sinaloa terminarían siendo relegados a la segunda división.

A partir de ahí sería una motivación extra, la meta original se había logrado y de ahora en adelante sería jugar sin presión e intentar llegar lo más lejos en la liguilla. San Luis terminaría segundo lugar de su grupo (en aquel entonces los torneos se dividían en tres grupos de seis equipos cada uno) y quinto lugar de la tabla general.

La primer prueba sería enfrentarse al cuarto lugar del torneo, el Atlante, el marcador global terminaría con 1-0 a favor de los de San Luis con un gol de Didi en el partido de ida. Y es que a pesar de no mostrar un futbol atractivo el equipo seguía avanzando, y con eso se presentaría el siguiente examen, enfrentar a Toluca en semifinales.

La ida terminaría 2-1 a favor de San Luis con los goles de Olmedo y Reyna; en la vuelta el San Luis se volvería a imponer por el mismo marcador de 2-1, esta vez con tantos de Reyna y Valdez.

Para sorpresa de muchos el San Luis llegaría a la final y pasaría de pelear la categoría al inicio del torneo a intentar conquistar el título. Se enfrentarían al Pachuca en la última instancia que venía de eliminar a Morelia en cuartos y a Guadalajara en las semifinales.

El Pachuca era claro favorito ya que, no solo había terminado el torneo como líder general, sino que contaba en sus filas con grandes jugadores como Miguel Calero, Aquivaldo Mosquera, Leobardo López, Gabriel Caballero, Andrés Chitiva y Richard Núñez, entre otros.

El partido de ida se disputó en el Alfonso Lastras y terminó con un empate a cero goles. La vuelta fue en el Hidalgo y, al igual que la ida, careció de emociones y buen futbol; el único gol de toda la final llegaría por parte de los tuzos de los pies de Richard Núñez en un penal muy polémico. Pachuca se coronaría campeón por cuarta vez en una de las finales más desangeladas en la historia del futbol mexicano.

A pesar de haber perdido la final los de San Luis habían logrado lo imposible con un plantel sin estrellas, no solo lograron mantenerse en la primera división, sino que sorprendieron al llegar hasta la final del torneo y quedarse a un solo gol de conseguir el título. Unas de las pocas veces en las que un equipo que se juega la categoría termina luchando por el premio mayor, y todo gracias a un gol agónico que el Alfonso Lastras jamás olvidará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s