El día que el Chuletita le quitó los reflectores a Ronaldinho

Chuletita-Orozco-el-héroe-lagunero

Javier Orozco tiene el recuerdo de una noche espectacular en Torreón con Gallos Blancos de Querétaro y Ronaldinho como oponentes.

Tenía el 49 en su espalda, ya no contaba con la velocidad de otros años pero todos sabían que en sus pies tenía la magia suficiente para resolver un partido él solo. A su lado, en el banquillo, también estaba aquel a quien llaman “El Rey Midas”, sólo ha perdido una final en su carrera como entrenador y va por una treceava victoria. La combinación parecía invencible, pero Javier Orozco la puso a prueba.

Más de medio año sin gol

“El Chuletita”, exjugador de Cruz Azul, había tenido una sequía de casi siete meses sin gol en la Liga MX. El último tanto de Orozco había sido el 25 de octubre de 2014 ante Pumas. Desde que comenzó el Clausura 2015, Javier registró 13 apariciones y ya fuera de titular o de suplente, el gol no llegaba; sin embargo, la eficacia volvió al “Chuletita” justo en el cierre del Campeonato.

De no anotar en todo el certamen, en cuatro días Orozco ya sumaba dos goles luego de marcar el 10 de mayo en la última jornada ante Puebla y posteriormente (14 de mayo) ante Tigres en los Cuartos de Final. El olfato goleador volvió para la definición por el título, pero Javier todavía estaba por vivir uno de esos partidos que no se dan seguido en la carrera de un futbolista aún siendo Messi y Cristiano Ronaldo.

El Rey Midas y Ronaldinho vs. la maldición del sexto lugar

Santos Laguna y Querétaro se presentaron en la cancha del Territorio Santos Modelo para el primer capítulo de una final inédita, pero con estadísticas en favor de los laguneros dado el historial contra los queretanos y, sobre todo, por la posición en la tabla. Ambos equipos se enracharon en el cierre del campeonato y se metieron a la Liguilla, Gallos Blancos como sexto lugar y Santos como octavo.

El tema de la posición en la tabla se ha convertido no sólo en un tema administrativo para definir dónde se cierra una serie, sino también hasta en un tema de supersticiones. Mucho se habla de la maldición del superlíder, que por cierto sí registra campeonatos (6), pero ninguna como la del sexto lugar, donde ningún equipo ha logrado coronarse.

Querétaro llegó a la Final luego de echar a una sorpresiva versión del Veracruz de la mano de Ronaldinho y de las pifias de Melitón Hernández. En Semifinales hicieron un partido perfecto ante Pachuca en el juego de vuelta y avanzaron por posición en la tabla. Tener a un técnico con 12 de 13 finales ganadas y una leyenda del futbol con 8 goles en la temporada y con la Final de vuelta en casa entusiasmó a la afición queretana, quien viviría una Final de Liga por primera vez en su historia.

Cómo triplicar la cuota goleadora en 90 minutos

El primer capítulo de la Final llegó. La ‘Casa del dolor ajeno’ tenía puesta la fe en sus Santos y las miradas puestas en Ronaldinho; era el hombre seguido por todas las cámaras, el llamado a hacer valer su magia y su experiencia en la visita, ¿quién podría pensar en “El Chuletita”?

Para sorpresa de todos, el gol no llegó por conducto de Djaniny Tavares, el goleador lagunero de Cabo Verde, sino por cortesía de Javier Orozco, quien al minuto 33 ya tenía en ventaja 3-0 a Santos Laguna con el como anotador de los tres tantos.

Orozco aprovchó cuantos rebotes, resquicios y descuidos defensivos encontró, fue una noche irrepetible que terminó con una ventaja de 5-0 a para los laguneros y con cuatro goles para el “Chuletita”, quien marcó su cuarto gol en el encuentro al minuto 63.

A la mañana siguiente el rostro de las portadas no era el de Ronaldinho, ni el de Djaniny o el de Marchesín. Se hablaba de la inoperancia queretana y su fragilidad defensiva, se hablaba de la “desaparición” de Ronaldinho en el juego, pero sólo de una figura: Javier Orozco. Después de todo, no todos los días se mete gol en una Final y menos cuatro goles en un partido por el Campeonato.

El-Poker-de-Chuletita

Javier Orozco festeja con Diego González. (Foto: Especial).

EL DATO

Santos Laguna terminó alzando su quinto título, mientras que Orozco no volvió a anotar hasta agosto y sólo marcó dos tantos en el siguiente torneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s