Toluca-Puebla, una tormenta de goles que terminó en empate

Empate-entre-Toluca-y-Puebla

Toluca vencía 2-0 al Puebla y contaba con ventaja numérica en la cancha, pero la Franja respondió y rescató un empate a cuatro goles en su visita al Nemesio Diez.

El 24 de abril de 2011, Toluca goleaba 4-0 y cuando el aficionado escarlata sentía tan seguros los tres puntos, un bravío y aguerrido Estudiantes Tecos rescató el empate a cuatro. Como si se tratase de un déjà vu, Toluca volvió a ver cómo se le escapaba una ventaja considerable, esta vez con cerca de media hora por jugar, dos goles a favor y un hombre más.

Han pasado 35 días desde la última vez que Toluca se quedó con la victoria en la liga. Los Diablos han tenido problemas para reencontrarse con los tres puntos y Puebla parecía un buen sinodal para recuperar la ruta, el pronóstico del clima auguraba una tarde soleada y de victoria, pero los escarlatas no contaban con la bravía reacción de los pupilos de Larcamón y de una tormenta que acechaba a ‘La Bombonera’.

Puebla hizo el esfuerzo, Toluca el gol

El primer tiempo del Toluca-Puebla no entregó su recompensa al que más buscó. Si bien los de casa tuvieron más la pelota, la visita fue quien plantó más peligro con al menos seis llegadas; una más que los Diablos, aunque con cuatro de ellas a puerta y con intervención de Saldívar.

Además de mayores intentos de ponerse al frente, Puebla también tenía más precisión en sus pases con un 84 por ciento; no obstante, todo intento y estadística pasaron de largo al minuto 33. Michael Estrada, flamante seleccionado ecuatoriano, conectó con la testa el centro de Diego Rigonato y puso en ventaja al diablo.

Llegaron los penales y el partido explotó

Para la segunda mitad, Puebla buscaba el empate pero no contaba con la aparición del VAR. Se jugaba el minuto 50 del partido cuando Emmanuel Gularte, en su afán de proteger el esférico, terminó pisando a Jorge Torres Nilo. El VAR intervino un minuto más tarde para señalar el penal, puesto que el jugador del Toluca recibió la falta dentro del área. Aunado al penal, Gularte recibió su segunda amarilla y dejó con un hombre menos a la Franja.

Hernán Cristante y Alexis Canelo esbozaban una sonrisa con la confianza de que el balón estaba rodando a favor con la ventaja y el hombre de más; sin embargo, los pupilos de Larcamón tenían preparada otra historia.

Todo comenzó una vez más con un penal. Torres Nilo ahora se puso la careta de villano tan sólo cuatro minutos después del segundo gol. El zaguero escarlata recargó sobre la espalda de Araujo, quien cayó en el área y entregó el penalti que Santiago Ormeño cambió por gol para acercar al Puebla.

Con uno menos, pero con el empate

La Franja no bajó los brazos, sabía que tenían el momento anímico del juego y así lo demostraron al 61′. Los camoteros regresaron la cortesía choricera luego del primer gol a balón parado. Ahora fue Juan Segovia quien se encontró con el esférico a placer en el segundo poste para poner el 2-2 en el juego con un testarazo.

Apareció Rigonato, pero Puebla volvió a responder

Si el 2-2 con un hombre menos ya era sorpresivo por parte del Puebla, la historia de este juego todavía tenía más por contar. Diego Rigonato, aquel que hace un año fue presentado a ritmo de samba y que recibió la ’10’ del Toluca para luego desaparecer, se hizo presente en el partido con un zapatazo de zurda que puso nuevamente en ventaja a los rojos a falta de 12 minutos para terminar el juego.

Puebla, rebelde e irreverente como lo ha sido todo el torneo, volvió a levantarse para demostrarle al Toluca que no tenía nada ganado. Así se los hizo notar Aguilar, quien llegó sin marca al corazón del área roja para empujar el remate luego del centro raso que había enviado Guillermo Martínez.

Estrada volvió a marcar, pero el ‘Fideo’ le arrebató dos puntos al Diablo

Toluca volvió a apretar en el cierre del encuentro y encontró su recompensa al 88′ con un pase de Rubens Sambueza al segundo poste, donde Estrada aprovechó la salida fallida de Anthony Silva para mandar un mensaje de gol a las redes con su segundo tanto de cabeza en el encuentro.

Por enésima ocasión, Puebla no sólo demostró la veracidad de aquella frase casi cliché que dice que “no darse por vencido”, sino también que Toluca no supo cuidar su ventaja por tercera vez en el partido.

Al 90′, a falta de saber cuánto se agregaba, la Franja volvió a ir al frente y encontró un premio al esfuerzo de no bajar los brazos pese a estar con un hombre menos. Daniel Álvarez puso el 4-4, sí el octavo gol del partido, con un remate raso y dramático que se coló junto a la base del poste derecho de Saldívar.

Aunque el empate no mejoró mucho la posición de ambos equipos (Toluca 5to. y Puebla 7mo.), regaló un partido muy emotivo para los espectadores y rompequinielas para quienes apostaban por momios bajos en los goles. ¡Quién hubiera dicho que un Toluca-Puebla sería tan entretenido! No es común que un partido de Liga MX termine 4-4.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s