Janssen aminora la carga de Hugo González y el Monterrey

Monterrey venció por la mínima diferencia al Mazatlán, en una fecha especial para la afición rayada y con presión para el que otrora fuera su capitán.

Es el señalado. Su rostro es la base de memes y burlas, de reproches y el enojo de una afición que encontró a su chivo expiatorio luego de que el equipo no ha encontrado la victoria en sus últimos cuatro compromisos oficiales. Un sector de la hinchada local le hace saber su malestar; tan pronto como el sonido local anuncia a Hugo González en la portería, los abucheos opacan el aplauso para el portero del Monterrey.

No es un día común en la Sultana del Norte. El 1 de mayo trae consigo recuerdos felices de la ‘Concachampions’ para unos Rayados que en 2013 remontaron en 30 minutos una desventaja de dos goles y se coronaron ante Santos; un desenlace tan emotivo como el de 2019, donde vencieron 2-1 (global) a los Tigres y volvieron a levantar el trofeo de Concacaf, pero Hugo González no es parte de ninguna de estas memorias.

Desde el alba, en la avenida Pablo Livas podían observarse unas mantas de autoría anónima pero con claros destinatarios. Las pancartas no traen ningún apellido González, pero sí el dorsal 1 junto con los de otros jugadores. Es 1 de mayo, sí, pero la presión por ganar a Mazatlán está latente y aumenta con el pasar del tiempo hasta llegar a las 21:06 horas.

La gente de casa es poco cordial con González desde que sale a calentar, pero un sector intenta apoyarlo con aplausos. La ‘herida’ todavía está fresca. El hincha rayado no sólo tiene presente el gol de Carlos González (Tigres) en el último Clásico Regio, sino también aquellos tantos de Gignac en los Cuartos de Final del Clausura 2017, así como los de Vargas y Meza en la Final de Liga del Apertura 2017.

Ya lo decía Eduardo Galeano en El futbol a sol y sombra, cuando hablaba de ‘El Arquero’ y se refería a él diciendo: “El portero siempre tiene la culpa. Y si no la tiene, paga lo mismo”. El partido apenas comienza, pero ya hay un culpable ataviado en pantaloncillos, medias y suéter color naranja.

Y como la canción de Juan Carlos Calderón, Culpable o no, el que otrora fuera portero y capitán de Rayados hoy salió a la cancha sólo como portero, la cinta de capitán quedó para Nicolás Sánchez, curiosamente el héroe del 1 de mayo de 2019.

Pese a lo llamativo de su color, por grandes lapsos pasa desapercibido por la falta de aproximaciones del rival. Tocó cinco veces el balón en la primera mitad y en todas fue abucheado, aunque con cada “¡bu!” también hubo aplausos de parte un sector de la afición. Son cerca de 20 mil seguidores por las restricciones del COVID-19, pero tanto aplausos como abucheos suenan fuerte en el BBVA.

El balón rueda en favor del equipo norteño en la primera noche del mes de mayo, de la mano de Layún y Janssen, Monterrey está al frente en el marcador y con ello tiene amarrado un lugar entre los cuatro primeros de la Liga MX, su objetivo de evitar la reclasificación se está cumpliendo.

El hombre de los señalamientos sólo ha intervenido en tres oportunidades durante el segundo tiempo sólo para tocar o despejar, los abucheos cada vez son más tenues. Esta noche la suerte y el balón están del lado de González y el equipo de casa, incluso cuando un nuevo error se aproximaba, el juez de línea salvó del empate y de otro reproche más al arquero.

Hugo ya no está solo, pues al 79′ ingresa otro de los más abucheados de la afición albiazul: Avilés Hurtado. Aunque Mazatlán tiene un hombre menos, Monterrey no ha logrado liquidar el encuentro y comienza a jugar con el peligro de un empate, tanto que González tiene que aparecer con su primera atajada del encuentro: recostó a su izquierda y envió el balón a córner.

Después de la expulsión de Giovanni Augusto (67′), el partido es otro. Mazatlán ataca como puede y Rayados se defiende como puede. No, no es que le estén llenando de disparos el arco, pero tampoco hay muchas esperanzas de un segundo gol, el ataque está totalmente desconectado.

Se juega el minuto 90+6′, la última jugada del encuentro y con el portero adversario en busca de la igualada, pero hoy la pelota es benevolente con la Pandilla. Hoy no hay reproches para González y tampoco para Avilés, hoy los tres puntos se quedaron en la Sultana, el 1 de mayo vuelve a ser rayado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s